Entre la fe y el libertinaje

La fe ha sido algo muy importante para el desarrollo de la humanidad. Sin la fe, la humanidad se hubiera dado por vencido las grandes obras de todas las civilizaciones, no existirían. Con fe, se tienen metas y con metas se logran objetivos, pero la fe ciega sin un camino de como lograr un objetivo es peligroso. Pero con el pasar del tiempo, la fe se ha degenerado en época de fiesta y libertinaje. Se debe tener fe, pero, con manifestación de fe, viene acompañado de gran derroche que pierde el objetivo de la celebración.

No estoy contra la diversión, ni momentos de ocio, todo ser humano necesita poder perder el tiempo. Un ser humano que no tiene tiempo de ocio se enferma, y esto se manifiesta de manera mental o física. La vida se basa en rutinas, y es saludable romperla de vez en cuando. Ayuda a despejar la mente e inclusive ha permitido gracias a tener una mente clara, resolver los grandes misterios del universo. Pero todo debe con moderación, todo en exceso es peligroso.

Las manifestaciones culturales con raíz en la fe, son un tiempo de reflexión mesclado con alegría y diversión. Son el mejor momento para aprender de la cultura de una región y aprender sobre la fe que guía dicha población. Pero, hay que ser vigilante, que se ha empezado a confundir fe con un cheque en blanco para el libertinaje dado a que, si cumplo mi “manda”, puedo hacer lo que de quiera sin aparente consecuencia, y tristemente este se ve reflejado a la larga en la juventud. Juventud que adoctrinada a seguir los pasos de sus progenitores, se olvidan de la fe y saltan directo al libertinaje.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.