Tardes placenteras con mis descendientes

Las tardes pacíficas, con leve lluvia y algo de brisa, frescas y agradables para un momento de reflexión donde ese momento armónico solo se puede interrumpir con la llegada de los descendientes de la escuela. Empieza con escuchar todos los pormenores de lo ocurrido durante el día mientras se están cambiando los uniformes luego una comida caliente y pesada, un pequeño reposo y hacer deberes escolares.

Lo chocante fue enseñarles a utilizar un diccionario de esos físicos impresos en un papel. Con lo accesible de los aparatos electrónicos me percaté que les era fácil encontrar definiciones e información, gracias a los buscadores y páginas como Wikipedia y RAE, pero noté una falla en el sistema, no sabían buscar en un diccionario o enciclopedia normal. Por ende, no sabían el valor de los sistemas de orden.

A partir de algunas lágrimas de cocodrilo, algún intercambio de negociaciones y acusaciones de que yo como persona ya era obsoleta por insistir que aprendieran a utilizar un diccionario, logré enseñarles el valor del diccionario. No mentiré, en ocasiones cuando el tiempo lo amerita me valgo de la búsqueda en diccionarios digitales para agilizar el trabajo, pero intento a toda costa que aprendan a utilizar un diccionario físico.

Luego de las tareas viene un tiempo de conversaciones y algo de ocio temas de tanta importancia sobre personajes heroicos de las caricaturas de moda o en ocasiones compartir sobre caricaturas de mis tiempos que han vuelto a ser populares. Todo mientras escuchamos música, ellos me muestran su música y yo intercalo colocando canciones de mi agrado.

Y finalmente viene la hora sagrada de la lectura, en este caso me apoyo de la tecnología. Utilizo la plataforma de Amazon Kindle, con ella en sus “tablets”, y en mi móvil puedo tener acceso a una gran biblioteca de libros. Dicha plataforma me permite ver el progreso de la lectura, la velocidad de la lectura y viene con un diccionario integrado para palabras difíciles. El mayor lo tengo leyendo de capitulo en capitulo y el menor entre 5 a 10 páginas diarias. Quizás suene fanfarrón, pero entre cuentos sobre cosas que le gustan he logrado que también lean novelas consideradas obras literarias para su nivel y la petición de más contenido en su biblioteca digital.

La palabra escrita y poder interpretarla es uno de los logros más grandes de la humanidad. Hoy día con el acceso tan fácil a los medios visuales con plataformas como YouTube, Netflix entre otras se ha perdido el amor por los libros. Utilizo Amazon Kindle por comodidad pero existen muchas alternativas donde se distribuyen novelas en formato pdf, pero por comodidad y facilidad de uso me quedo con Amazon Kindle.

Aquí les dejo el vinculo de una colección de libros gratuitos:

Amazon Kindle Libros Gratuitos

Wikipedia la Biblioteca de Alejandría de nuestros tiempos

Aunque tuvo un inicio tormentoso, se puede decir que Wikipedia es la colección de conocimientos más grande de la humanidad. Empezó como una iniciativa “startup” con intenciones de lucro, pero la visión de recopilar una enciclopedia en la mayor parte de los idiomas del mundo y adicional de libre acceso a todos, fue el motor generador de aporte voluntario que ha hecho de este una gran biblioteca. Considero que si hubieran intentado ser una empresa con fines de lucro hubiera fracasado y otra hubiera tomado su lugar.

EL antecesor de Wikipedia llamado Nupedia, fue una iniciativa de crear una enciclopedia con artículos bajo la licencia de libre uso, pero con un rigoroso sistema de revisión y sin la habilidad de ser editado por el público. Con escritores y editores profesionales y un fondo de US $120,000 dedicados exclusivamente a la creación de artículos, a partir del año solo 25 artículos fueron completados con 75 pendientes al proceso editorial. Este lento progreso para el desarrollo de artículos para completar una enciclopedia se suspendió por la lentitud del progreso.

Con el conocimiento de Nupedia y la necesidad de crear una manera de difundir artículos de academia para el público general, se crea lo que hoy conocemos como Wikipedia. La gran diferencia entre Nupedia y Wikipedia es que con Wikipedia todos los que desee pueden colaborar con aportes hacia cualquier tema para elaborar y editar los artículos que reposan en Wikipedia. Lo cual atrajo a muchas personas por un lado tener acceso a información gratuita para uso académico y poder aportar y dejar una marca para la creación de una enciclopedia electrónica.

Sus inicios tormentosos fue la avalancha de colaboradores en conjunto con desinformadores que en ocasiones todavía nos podemos encontrar con artículos editados en son de broma para que sea visto por todos hasta que sea editado y corregido. Podemos decir que inicialmente Wikipedia sufrió mucho de ataques de bromistas, pero se ha disminuido drásticamente gracias a la implementación de sistema de control. Lo más interesante es que atrae a muchos profesionales del mundo académico que fungen como aporte y editores para asegurar la calidad del material brindado.

En lo personal, Wikipedia me ha servido de una gran herramienta para iniciar mis investigaciones. No solo sirve para acceder información invaluable que en otros tiempos hubiera requerido de una suscripción a otros servicios de enciclopedia, pero también ha servido para tener referencia sobre temas de investigación. Se debe leer con detenimiento porque siempre puede haber un articulo que ha sido afectado por algún bromista pero gracias a su bibliografía y ligar artículos con temas relacionados facilita el proceso de investigación en la recopilación de información para el desarrollo de ensayos académicos.

Puede visitar www.wikipedia.org o descargar el app para sus aparatos Android.

Lo mítico de la medicina preventiva

Estar enfermo afecta la productividad de cualquier persona. Cuando se enferma siempre se habla de ir al médico y nunca se habla de la prevención. Por lo que tenemos un sistema médico curativo en vez de preventivo. Lo cual afecta drásticamente la productividad de la población en general. Incrementa el ausentismo escolar, universitario y laboral. La frase trillada pero muy cierta, “es mejor prevenir que lamentar”.

Para poder lograr la medicina preventiva, primero se debe buscar un consenso en la educación y divulgación de información que ir al médico para hacerse revisiones periódicas cuya frecuencia varía de persona en persona, es algo que los médico añoran que sus pacientes hicieran pero como los pacientes solo se atienden cuando enfermos, los médicos solo pueden reaccionar para tratar los síntomas muchas veces ocultando afecciones silenciosas que cuando descubiertas puede ser muy tarde para el paciente. Los médicos prefieren atender preventivo para crear un historial del paciente para poder desarrollar un plan de tratamiento.

Los beneficios de la medicina curativa, es que permite al médico diseñar un plan de atención individualizada para cada persona, aunado al hecho de que se recopila información estadística importante para poder observar a la población general y sus padecimientos, lo cual permite hacer pronósticos educados para poder dar prioridad a medicamentos para tratar afecciones comunes dentro de un grupo humano. Esto esto se logra visitando al médico periódicamente para ser atendido y evaluado.

Lastimosamente por las presiones, laborales y familiares, suelen ser una barrera para poder lograr una relación paciente médico para el desarrollo de la medicina preventiva. Aunque se han hecho avances con la implementación de la figura de médico primario o de cabecera, la divulgación de dichos programas no suele ocurrir. Por ende deja al médico contra la espada y la pared, “debo lograr conocer más el historial de mi paciente pero porque vino a curar un malestar, debo priorizar ese malestar y rogar que se dé seguimiento para poder conocer a mi paciente.”

En esta danza de no querer atenderse, de tener presiones laborales y personales donde no da tiempo de pasar varias horas esperando ser atendido, no por falta de intención sino por falta de recursos, y la falta de educación sobre los beneficios de la medicina curativa; se ve el surgimiento de enfermedades crónicas que podrían ser prevenidas con solo ir al médico periódicamente para poder ser evaluado y diagnosticado.