Las odio pero las carpetas de trabajos son necesarias

Tener un sistema de organización es sumamente importante para toda persona, en su vida personal y profesional, generalmente esto se aprende a nivel escolar y se refuerza en la vida universitaria y personal. Mi querida profesora, he sido demasiado honesto, sobre mi opinión de tener que hacer carpetas cual niño de escuela primaria, me obliga al final de cada semestre a mostrar la carpeta que contiene todo el material de la materia, en orden y preferiblemente por segmento de la rúbrica de notas de la asignatura. Lo odio, pero es un mal necesario que obliga a ser organizado.

Cuando inicié la carrera universitaria, me sentí insultado al ser obligado a hacer algo que sentí que era de niños y no de una persona adulta universitaria. Y lo irónico es que me costó mantener un orden y sentido de todo el material que iba recibiendo. Y con ayuda de los compañeros y la profesora, logré entregar mi carpeta con algo de orden pero al menos completa.

Hoy día, es muy fácil mantener orden en una computadora y si no lo tienes, casi todas tienen un sistema de archivo interno con buscador integrado que permite la búsqueda de los documentos. Aunque dentro de mis computadora soy ordenado, me había vuelto dependiente de esta tecnología. Por ende hacer la carpeta me obligo a refrescar la memoria de como tener un sistema de archivo de documentos físicos.

Llegó el final del semestre y tocó entregar la carpeta, esta vez, sin temor y con orden pude entregar orgulloso mi carpeta. Inspirando esta entrada, de porque es necesario obligar a las personas que aprendan a mantener orden con sus documentos, herramientas y efectos personales. Gracias profesora, por ser tan paciente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.