Mirar un atardecer

Se acerca el inevitable final, ya ha arropado la tierra la sombra del crepúsculo. Distingo formas, puedo ver algo de color desteñido en cada vez más acentuados tonos de gris. Sofocado, arroja una leve brisa fresca, tal cual el último aliento, cada vez más oscuro, cada vez menos color. Ves como se desvanece y lentamente aunque incrementando su eventual desaparición.

Empieza amarrillo brillante, tornando tonalidad cada vez más opacas, tonalidades naranjas casi tocando el rojo, rojo sangre, tal como cuando el fluido de la vida deja un ser que despido de su existencia terrenal. Circulo entero, media esfera, luego una línea y finalmente destellos. Se va, casi por desaparecer.

Siempre luchador, lanza un ultimo destello, un haz de luz verde, penetrante solo por fracción de segundos. Pequeños puntitos empiezan a decorar el oscurecido cielo de penumbra, bailan y titilan con el pasar de las nubes. Se acaba la luz verde, solo ves cada ves mas eso, eso que parecen luciérnagas lejanas e inalcanzables.

¡Se ha muerto el día!

¡Nace la Noche!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.