Es Viernes y el cuerpo lo sabe…

Cuando los dinosaurios todavía caminaban la tierra, fui joven y recuerdo mis andanzas de joven adulto. Ese vigor de saber que estaba el fin de semana por llegar y todos los planes que se debían acomodar en las limitadas horas de libertad laboral. También tuve el goce de descubrir los limites físicos y mentales del cuerpo al salir de fiesta y tener turno de fin de semana empezando a las 7 de la mañana. Y ahora digo, es viernes y el cuerpo lo sabe, que rico poder dormir de largo y no tener que levantarme temprano el sábado.

Esos momentos de nostalgia que no añoro, de irme de fiesta y parranda toda la noche, llegar a casa, darme un buen baño, desayuno, café y rumbo al trabajo. Ahora es cama, descanso y atender niños el día siguiente. 😊

Buenas noches que la cama me llama.

Perdón, se me olvidó

Solo existe una herramienta para contrarrestar las fallas humanas de la memoria, en especial para tareas sencillas que involucran la memoria a corto plazo. Si bien es cierto, hay personas con muy buena memoria, pero no es infalible. Consiste en crear apuntes y listas de cosas por hacer.

Todos hemos estado en una situación donde por ejemplo, vamos a la tienda a hacer una compra, nos topamos con algún conocido conversamos, compramos “algo” y al llegar a la casa nos percatamos de que el objetivo del viajo no se cumplió porque nunca se compró lo que se necesitaba. Esto es especialmente importante para personas que suelen ser distraídas o se desorientan.

Yo soy una persona que se desorienta con facilidad, sufro de una condición conocida como “síndrome de Meniere”, y encima soy distraído. Creo que el despiste y tener que repetir la ida a la tienda puede ser un buen ejercicio, pero también es causante de mucha frustración. Aunque me cause gracia pensar en mi propia vivencia, esto también puede causar olvidar o descuidar tareas en el ámbito profesional, educativo y hasta personal.

La herramienta más antigua es la de utilizar lápiz y papel para escribir una lista de compras para el ejemplo de ir a la tienda o una lista de cosas por hacer. Aunque en mi caso personal, me ha pasado que hago la lista y la dejo sobre la mesa, o desaparece como arte de magia en el camino hacia la tienda. Existe el bolígrafo y la piel como papiro, lastimosamente falla, no entiendo la letra o se borra en el camino. También bolígrafo y papel pero lo mismo que cuando utilizo lápiz y papel.

El milagro de los móviles inteligentes me ha salvado de múltiples viajes a la tienda y poder dar seguimiento a mis responsabilidad laborales y universitarias. Las listas suelen ser compartidas por mensaje de texto porque suele ser una logística coordinada con mi esposa para la lista de compras. Adicional que me he percatado de que al hacer lista de compras, se suele tener mayor control sobre los gastos.

Para la parte laboral y universitaria, me tomo el tiempo de crear la lista de tareas por completar y luego las traslado al calendario de mi ordenador el cual puedo sincroniza con mi móvil. Y como arte de magia, tengo recordatorios en mi móvil y ordenador para cumplir con mis responsabilidades.

Ser espontáneo en la vida da camino a muchos momentos gratos, pero es importante tener estructura para poder cumplir con las responsabilidades.

¿Morir por exceso de trabajo?

Como dice el dicho “todo en exceso es malo” y eso también involucra el trabajo. Utilizo el transporte selectivo, en Panamá Interiorano conocido como “la chiva”, para movilizar y como los transportistas suelen ser tus vecinos, llegas a entablar relaciones amigables con ellos. Hoy estuve conversando con uno y hablando sobre las personas que mueren sentados y como su trabajo es muy malo para la salud.

En sus propias palabras “el que trabaja dura vive más tiempo”, refiriéndose al que tiene trabajo manual intenso suele vivir más tiempo o con menores afecciones de salud. Aunque el trabajo de conductor de transporte colectivo, el cual es sumamente difícil ya que conlleva mucha responsabilidad, es un trabajo sedentario. Toda persona que pasa horas extendidas sentado para poder cumplir con su responsabilidad laboral, cae en el sedentarismo laboral.

El sedentarismo laboral es un riesgo ocupacional muy poco divulgado y con alto riesgo. Puede afectar la salud cardiovascular, incremento de potenciales coágulos de sangre los cuales pueden causar cosas como embolias pulmonares, derrames y ataques cardiacos. Todo a causa de pasar horas extendidas sentado.

¿La muerte es por exceso de trabajo o por falta de movilidad mientras se trabaja? Se podría decir que es una combinación de ambas cosas, trabajar en exceso y por trabajar en exceso enfocar en la labor de tal manera que se pasan horas extendidas sentado. Lo importante es que ya se sabe la causa y se tiene que pensar en maneras de contrarrestarlo.

Para mejorar el rendimiento y evitar la desmejora en la salud, mientras se trabaja, se debe intentar tomar un descanso breve cada dos horas sentado. Durante este descanso, lo importante es intentar estirar las piernas y si se da el espacio, caminar. Obligar ir al retrete para intentar refrescar la cara, buscar agua para beber, simplemente caminar fuera de la oficina y regresar, pero lo importante es mover el cuerpo. Y lo importante, es si de por sí ya se tiene un trabajo sedentario, en casa no ser sedentario. Busque una actividad física, ya sea caminar, nadar, ir al gimnasio, etc., para ayudar a contrarrestar el sedentarismo laboral.

También es importante no exceder el tiempo que uno trabaje, dado a las presiones laborales que dan estrés laboral el cual también desencadena en afecciones de salud. Se requiere tener un equilibrio entre vida laboral, vida persona y tiempo de ocio. El tiempo de ocio es igual de importante, uno necesita despejar la mente. Solo no permitan que el ocio ocupe demasiado tiempo 😊.