Apostar por el turismo

El turismo es una industria que puede ser un excelente motor creador de plazas de trabajo para todo el país. Sin embargo, existe falta de infraestructura y resistencia para adoptar una condición laboral enfocada al servicio al cliente, explorar nuevas formas de turismo, adicional a cierto clasismo contra el turista local. La falta de infraestructura es una falla a nivel gubernamental que se ha ido empeorando con el pasar de cada administración.

El problema de infraestructura es grave, en especial para el transporte masivo. En Panamá y en especial en los poblados rurales no existen paradas definidas ni señaladas, y la mayor parte de las personas pueden pedir su parada en casi cualquier parte del trayecto de la ruta vial. La tendencia turística no es arrendar un auto o paquete turístico para conocer un país, prefieren explorar por vía del transporte público y así conocer el lugar que visitan. Pero al no existir buena infraestructura vial para el transporte público, muchos se desaniman o no se atreven a explorar fuera de los centros urbanos principales. Lo cual conlleva a una perdida ya que, el turista extranjero reduce la cantidad de días por temor a extraviarse.

            La cultura panameña es de albur y buen humor, y entre nosotros nos entendemos, los extranjeros suelen mal interpretar situaciones como groserías, en otras ocasiones simplemente solemos atender de mala gana y de forma grosera. Adoptar una cultura laboral enfocada al servicio al cliente, no es sinónimo de esclavismo, pero si es importante para dar una buena impresión para tener buenas referencias y para que retornen a revivir una buena experiencia. Panamá dista de tener una cultura laboral enfocada al servicio al cliente, y esta mala práctica se sufre no solo para los turistas, también los consumidores de prácticamente toda industria que requiere ofrecer servicio al cliente.

            El turismo tiene muchas formas de existir, y he observado muchas iniciativas de provecho que lastimosamente se pierden, ya sea por desinterés de la población local o falta de apoyo del gobierno. No estoy de acuerdo con que ninguna iniciativa de carácter de lucro privado sea subsidiada por el gobierno, pero si se puede brindar apoyo para dar exposición o logística de limpieza y seguridad, considerando que largo plazo los impuestos recaudados por dicha actividad benefician a gobierno local e indirectamente a la comunidad donde se efectúa la actividad. Un comportamiento lamentable es que la mayor parte de las actividades o iniciativas de provecho, siempre vienen acompañadas con libar licor de manera abierta que en ocasiones choca con actividades familiares, lo cual puede ser chocante para el turista al punto de no querer estar un ambiente familiar que paralelamente promueva el consumo de licor.

            Turista es turista, ya sea local o extranjero, y se debe fomentar el turismo tanto para el local como para el extranjero. En la edad de redes sociales donde vivimos un mundo virtual interconectado, el valor turista local y extranjero han llegado a un punto que ambos valen lo mismo, y el local vale más porque recomienda lugares y sirve de guía no oficial para los extranjeros por venir. Panamá tiene la mala costumbre de tratar al turista local como consumidor de segunda categoría, aunque ambos turistas estén pagando el mismo valor por el servicio consumido. Este comportamiento también se observa con las publicitarias, que pautan cuñas en el extranjero y se ha visto la reducción de publicidad enfocada al turista local. En la época de influencers, instagramers, youtubers, twitteros, etc, nunca sabemos que persona puede tener varios miles de seguidores y está haciendo su ruta turística por el país, siendo una persona nacional o extranjera.

            Concluyo que, a diferencia de nuestros países vecinos, Panamá tiene una industria turística relativamente joven, la cual está pasando por dolores de crecimiento y haciendo experimentos a base de ensayo y error. El país tiene mucho potencial para explotar su potencial como destino turístico y poco a poco ha ido mejorando, y como dice el dicho “nada se logra de la noche a la mañana”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.