Dilema del tranvía

Un tranvía corre fuera de control por una vía. En su camino se hallan cinco personas atadas a la vía por un filósofo malvado. Afortunadamente, es posible accionar un botón que encaminará al tranvía por una vía diferente, por desgracia, hay otra persona atada a ésta. ¿Debería pulsarse el botón?

El dilema del tranvía es un experimento mental en ética, ideado por Philippa Foot y analizado extensamente por Judith Jarvis Thomson y, más recientemente, Peter Unger. Problemas similares han sido tradicionalmente tratados en derecho penal y, algunas veces, regulados en los códigos penales, también en derecho civil. Un ejemplo clásico de esos problemas es conocido como la tabla de Carnéades, elaborado por Carnéades para atacar la inconsistencia de las teorías morales estoicas.

Me he puesto a meditar y considerar cual sería el resultado óptimo, y no existe ninguno sin conocer las variables. Debemos considerar todas las variables para poder deliberar sobre todos los posibles resultados.

¿Son las seis personas inocentes?

¿Para la sociedad el grupo de cinco o el individuo tiene mayor valor?

Para la persona responsable de pulsar el botón; ¿Cinco políticos corruptos o un asesino en serie?

¿Y si son cinco desconocidos inocentes y una sola persona importante únicamente para el que pulse el botón?

Entre las muchas preguntas que uno puede concebir sobre las posibles variables de este experimento mental ético. Aunque luego de haber meditado al respecto y haber visto un programa llamado “The Good Place” que vía la sátira expone experimentos filosóficos, un punto de vista sería, la equidad de concebir como poder que del grupo de personas o nadie se salva o todos se salvan.

Al deliberar y consultar, me inclino por la variante de Daniel Zubiria, porque a mi entender, siempre existe la posibilidad o la esperanza de descarrilar el tranvía. O el tercer camino no tan obvio. Si no presiono el botón, mueren cinco personas, si lo presiono muere una sola, pero si lo presiono a la mitad, se descarrila. Al descarrilar existe la posibilidad de que o las seis personas mueran o las seis personas se salven.

Le dejo este corto vídeo sobre una posible respuesta a este problema.


A two-year-old’s solution to the trolley problem by E.J. Masicampo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.