El desgaste mental de un estudiante extemporáneo

Estoy algo cansado, pero satisfecho de haber cumplido con las obligaciones universitarias. Luego de varias decepciones que dejaron un sabor amargo en mi ser, estuve a punto de darme por vencido y quizás desaparecer. Pero ambos descendientes de sangre me miraron y dijeron, ya pronto serás lo que quieres ser. Tuve largas noches en vela, por muchas preocupaciones no académicas y situaciones que se montan y se sienten, pero no se ven resoluciones cercanas y las lejanas no son aceptadas.

            El sacrificio de seguir estudios superiores, una vez ya se ha pasado la ventana de edad tradicional para dichos estudios es grande y con lleva muchas presiones sociales. Al invertir tiempo estudiando se toman decisiones, si ese tiempo se resta del tiempo de familia, del tiempo de trabajo o del tiempo de ocio. Y así va la prioridad, primero eliminas el tiempo de ocio, luego vas en una danza mística entre el tiempo de familia y el tiempo de trabajo, siempre gana el trabajo sobre la familia; sin trabajo no se alimenta a la familia.

            El día tiene 24 horas y la semana 720 horas, cuando se estudia, trabaja y se es padre de familia, las horas de descanso suelen ser las primeras en desaparecer. En la evidencia netamente empírica y no científica, cada hora crédito semanal universitario requiere 3 horas entre, asistir a clases, preparar tareas y proyectos, y estudiar para exámenes. Por ende, no importa el turno en el que estudias, o el turno en que trabajes, el tiempo de descanso siempre es el que sufre.

            Sumando el cansancio mental que carcome el alma de todo ser viviente, ya sea por las presiones laborales, preocupaciones familiares, o fechas de entrega universitaria, llevan al ser a no querer salir de casa y simplemente encerrar o desaparecer de la faz de la tierra. Esudiar, ser padre de familia y trabajar no es fácil.

            Lo más desgastante es la sociedad que juzga, por la razón de que hace una persona estudiando extemporáneamente. Y siempre son las mismas preguntas que lanzan ¿Qué haces perdiendo tu tiempo en eso? ¡Ya es hora de que busques trabajo! ¿Por qué no buscas una carrera corta que te pague mucha “plata”?

Reflexiones de una Otitis

A los que frecuentan este “blog”, se pueden haber percatado que han pasado aproximadamente diez días desde mi última entrada. Mi falta de inspiración coincidió con el inicio del semestre universitario y una molestia leve en el oído. Yo sufro de síndrome de meniere, algo que causa que tenga molestia crónica en el oído, y a raíz de esta afección tuve una complicación con una otitis.

La otitis externa, la cual me afectó, se llama enfermedad del nadador. Le veo algo de ironía, porque antes de empezar con las molestias del oído, había estado visitando la piscina tres veces por semana para hacer ejercicio. Por ende, la búsqueda de salud, me trajo consecuencias. Aunque, considero que tengo buena higiene personal, fallé en una parte, se recomienda si se práctica la natación limpiar con agua oxigenada o enjuagar una vez por semana ambos oídos con agua oxigenada.

La razón de esto es porque las bacterias que suelen afectar el oído, son anaeróbicas. Las bacterias anaeróbicas suelen vivir en lugares con baja cantidad de oxígeno. El oído con agua de piscina, es un lugar perfecto para alojarse. El agua oxigenada, crea un ambiente con mucho oxígeno, el cual es tóxico para estas bacterias. Lo importante es que, es importante tener un régimen de limpieza de oído y no solamente la limpieza de la oreja como tal.

Sigo con algo de molestias, pero ya me siento cómodo para escribir, estudiar y trabajar.

El día internacional del síndrome de Down

21 de Marzo «Dïa del Sindrome de Down

Hoy 21 de marzo es el día internacional de Sindrome de Down, reconocido por la asamblea general de las Naciones Unidas en la resolución tomada en diciembre de 2011. Este año de 2019 el enfoque de la campaña es “No dejar a nadie atrás”. EL mismo se creo para celebrar la vida de las personas que han nacido con síndrome de Down y traer conciencia para dichas personas para que puedan aspirar a igualdad de oportunidades para desempeñarse como personas productivas en la sociedad.

Es importante saber que esto es una condición genética que no tiene cura pero que la persona, con la detección temprana y la atención apropiada puede llevar una vida llena de felicidad. Todos merecemos la oportunidad de ser feliz.

Puedes leer más información sobre el síndrome de Down visitando:

Wikipedia Sindrome de Down

Global Down Sindrome Foundation