¿Por qué la asamblea nacional?

En Panamá tenemos setenta y un diputados elegidos por votación directa para formar parte del órgano legislativo y se expresa por vía de la Asamblea Nacional de Panamá. Los ante proyecto de leyes emanan de la población por una iniciativa ciudadana, la cual puede ser admitida o negada, según lo que decida la asamblea. Panamá siendo un país con tendencia hacia la asistencia social dentro de un marco democrático, tiene varios esquemas para que los diferentes componentes del gobierno para dar asistencia y proyecto vía partidas desde nivel de gobierno local hasta los tres poderes del gobierno central.

Esto ha causado que los diputados piensen en su continuidad política más que en estudiar proyectos de ley y eventualmente aprobar leyes que sean de provecho para el país. Pero, yo veo que los diputados se la pasan en campaña constante de proselitismo, la cual se torna agresiva a medida que se acerca el periodo electoral. Al punto que la población habla de que un diputado no ha hecho nada por “cualquier situación”, que debe ser manejada por otras instituciones del gobierno central o inclusive del gobierno local.

Porque no tener una mecanismo de toma de decisión que utiliza 671 votos, aprovechando la existencia de los representantes o concejales. Los cuales, residen en la comunidad que los ha elegidos, suelen estar en comunicación con sus electores y facilitaría a los ciudadanos que residen en comunidades de difícil acceso la oportunidad de gestionar iniciativas ciudadanas para proponer leyes que puedan convertirse en ley de la nación. Se debate, y se somete a votación cada municipio en concejo municipal vota y se contabilizan 671 votos para las leyes.

Una manera efectiva de eliminar la figura que por ley orgánica de nuestro órgano legislativo ha causado que los diputados de la Asamblea Nacional de Panamá, sean proselitistas y populistas por naturaleza para perdurar en su condición de Diputado.

Pensando sobre Apple

Está pregunta tiene varios puntos que han afectado los ingresos de Apple.

  1. El mercado de móviles está saturado, la tendencia es buscar teléfonos de gama media que tienen el poder de un teléfono de gama alta menos algunos sensores.
  2. A diferencia de USA, donde muchas personas están invertidas en la infraestructura de Apple, para coordinar su contenido entre todos sus aparatos, en el resto del mundo y en especial en China, existen otros proveedores de servicios que se integran muy bien con Android a una fracción del costo.
  1. Los fabricantes Chinos de móviles androids todos tienen una oferta de integración de móviles android con PC windows y linux.
  2. Para el resto del mundo, google está completamente integrado y si complementas con un chromebook o simplemente utilizar el navegador de chromium o google chrome tienes acceso al contenido.
  3. Windows con su oferta de windows launcher en android y liberar su office suite entera para android, ha logrado integrar muy bien el contenido accesible desde web, android y pc irrelevante del sistema que utilices.
  4. En el momento Apple está reestructurando su oferta hacia servicios y desarrollo de nuevas tecnologías en hardware y software.

No soy usuario de Apple, por muchos años fui usuario de de Ubuntu combinando dropbox + android. Pero hoy día uso windows 10 gracias al microsoft launcher y la necesidad de utilizar los formatos de MS Office que no siempre juegan bien con libre u open office. Y bueno, ya no le veo el placer de pasar horas “tinkering” para conseguir que algo corra correctamente en linux(Ubuntu). Lo mismo ocurre con usuarios que están invertidos en la plataforma apple y en mi caso, en la plataforma de windows. No existe mayor placer que cuando se daña o reemplazo una pc, simplemente ingresar mi información de cuenta y todo se traslada a la nueva pc sin mayor esfuerzo, solo la espera de la descarga.

Bueno he divagado, en resumen la competencia ha alcanzado y en algunos aspectos ha mejorado la oferta de servicios donde anteriormente tenían monopolio.

¿Cómo truncar una oportunidad?

En las rarezas de la burocracia gubernamental existen situaciones extrañas en lo relacionado a la educación. Acabo de presenciar como le truncaron la oportunidad a una persona capaz y con buen futuro para ser una docente en la enseñanza del idioma inglés como segunda lengua por una decisión interna de un programa de becas para entrenar maestros de inglés. Lo cual me ha dejado extrañado sobre cuales son los preceptos para elegir a los candidatos beneficiados para tomar el curso local y luego completar el entrenamiento en el extranjero.

He visto un colorido perfil de solicitantes, algunos con promedios académicos excelentes, otros con fracasos recogiendo materias (tienen que repetir materias para poder optar por el título), y todos fueron beneficiados con la oportunidad de iniciar un programa de entrenamiento de docentes para enseñar inglés como segunda lengua. Lo interesante es que parece un proceso de entrevista y luego se completa un entrenamiento local y en el extranjero cuya duración total es de siete meses, aunado al hecho de que es obligatorio seguir estudiando y hacer los arreglos pertinentes con la universidad para poder tomar las materias de manera remota mientras se está en el extranjero, durante la parte local, las clases son presenciales en la universidad y en el programa.

Dentro de sistema, existen varios niveles donde está los cursos para dar la oportunidad a estudiantes graduados de colegio para que puedan aprender y mejorar el inglés como segunda lengua. Luego viene el programa de entrenamiento de docentes. El solicitante eliminado, inicialmente se graduó y fue aceptado para el primer programa como estudiante egresado de colegio. Luego de cursar dos años universitarios, haber ganado una beca por mérito académico y mantener un promedio de honor, decide que su interés es ser docente para enseñar inglés; nuevamente pasa por la entrevista y es elegida para el programa, solo para ser eliminada porque no puedes aceptar dos cursos de la misma entidad dos veces, aunque los programas de la misma tengan dos objetivos completamente diferentes.

La crítica viene a permitir que personas que no van a ser elegibles para sacar el primer título al entrar a tercer año universitario, con fracasos en materias, por ende no podrán graduarse con la promoción actual, se les permita cursar y participar, sin ningún mérito académico que lo respalde. Irónico que el momento que se le dijo al candidato que ya no podía pertenecer al curso, varios recibieron la nota de un examen y estos, nuevamente habían fracasado.

Me parece injusto, pero, al ser un programa gubernamental los recursos deben ser repartidos equitativamente.