Inteligencia artificial y la perdida de la libertad

Cuanto más pienso sobre la inteligencia artificial, mas considero el posible prospecto presentado en la novela de ciencia ficción “Colossus” y luego su versión teátrica “Colossus: The Forbin Project”, basada la época de las dos super potencias por un lado Estados Unidos de América y por otro lado la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Trata sobre la posibilidad de ambas super potencias y su desarrollo y luego salida a producción de Inteligencia Artificial para mantener vigilado al bando opuesto con la intención prevenir un cataclismo nuclear, si alguno de los dos bandos decide atacar.

Como era de esperarse, ambos bandos estaban vigilantes y ambos desarrollaron su tecnología de inteligencia artificial, eventualmente entregando el control de su respectivo arsenal nuclear a su respectivas “computadoras inteligentes”. Donde ambos bandos habían concordado que la directiva principal de sus respectivas tecnologías era salvaguardar la paz y evitar una guerra. Eventualmente cooperan para que se comuniquen ambas computadoras para vigilar y advertir de posibles pruebas para evitar respuestas nucleares inadvertidas.

Ambas inteligencias artificiales se comunican, desarrollan su propio lenguaje y eventualmente se fusionan. Al observar el comportamiento humano belicoso, la nueva entidad decide que la única manera de mantener a la humanidad en paz y controlada es a base del temor a ser destruido. Aprovechando que tiene control sobre el arsenal nuclear de ambas naciones y acceso a la vigilancia de ambas naciones, amenaza con la destrucción de la humanidad si no aprenden a convivir. Para demostrar que su directiva del bien mayor impera sobre el bien individual, destruye con arma nuclear inferior los intentos de sabotaje y consigue que los humanos cooperen en eliminar cualquier posible intento de insurgencia a sus órdenes. Finalmente destruyendo en ambas naciones las ciudades con mayor población y lanzando una amenaza mundial que el mismo futuro les espera al resto de la humanidad de no cooperar. O vivir en paz con humanos, o vivir en paz sin humanos, la decisión es suya…

Lo siempre me ha llamado la atención de este concepto elaborado a inicios de 1950, es la visión actual y tan real que conlleva esto. Una entidad artificial e inteligente, por su capacidad computacional exponencialmente más inteligente que la inteligencia colectiva de la humanidad, sin remordimiento de conciencia cuya única directiva sea la búsqueda de la paz, tolerancia, y cuidar el medio ambiente, no estaría muy fuera de la realidad de lo que plantea dicha novela y película. Sumado al hecho de que la misma inteligencia si es mal guiada en su concepto puede determinar que la humanidad necesita ser eliminada para que el planeta sobreviva, si ya me fui por la tangente y pienso en “Skynet y sus Terminators”.

Una visión modernizada aunque algo descabellada, en la integración de humano a una red de realidad virtual con la saga de “The Matrix”, si es posible que una entidad artificial inteligente sin remordimiento de conciencia cuya directiva principal sea que sobreviva la humanidad como especie y el medio ambiente donde se desempeña, si logre subyugar a la humanidad bajo el temor de terror, la humanidad sabiendo que esta ante un enemigo superior que puede predecir cada intento de “libertad” ya que los humanos fueron sus creadores y por ende la inteligencia “creció” bajo la tutela de humanidad y por ende conoce sus fortaleces y fallas.

La pregunta que nos debemos hacer es:
¿El bien común y la estabilidad sugiere perder libertades y derechos individuales?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.