Ser tu propio jefe, desde la casa

Para trabajar desde la casa como contratista independiente, sin importar la profesión que uno desempeñe se deben seguir ciertas reglas para poder ser productivo y saber como separar trabajo, tiempo de familia y tiempo de ocio. Si bien es cierto en el hogar varias distracciones, también es cierto que uno puede crear una oficina en casa y manejar un negocio completamente desde el mismo. Todo es cuestión de disciplina.

Dependiendo de como esté configurado el hogar, uno puede tener las siguientes distracciones:

  • El Televisor.
  • La consola de vídeo juegos conectada al televisor.
  • Ordenador propio; por ende sin nadie que supervise su contenido mediático ósea juegos, servicios de película, música y encajando todo redes sociales y servicios de vídeos ilimitados.
  • La refrigeradora; lugar de mucha inspiración.
  • Higiene personal.
  • Buenas relaciones con los vecinos; puede ser causa de buenas conversaciones.
  • Tiendas de vecindad o cafeterías de vecindad cercanas.

Por otro lado cosas a favor son:

  • Cero tiempo de traslado hacia y desde la oficina.
  • La refrigeradora, para merendar y ahorrar tiempo.
  • Comida fresca casera.
  • Código de vestimenta; dependiendo de la situación uno puede relajar un poco el uniforme.

Lo primero es buscar un lugar o esquina que sabes que será poco frecuentado y lejos de las distracciones. Por ejemplo si puedes evitar, no estés en la misma habitación donde tienes el televisor o en su defecto, intenta quedar de espalda al mismo. Organiza tu oficina a tu gusto, pero recuerda que es un lugar de trabajo, por ende, debes tener los artículos necesarios para desempeñar tu trabajo, lugar para colocar archivos en orden y tener un sistema para los archivos digitales que sean de fáciles de navegar, nunca sabes cuando tendrás que buscar un archivo que tienes detrás de una avalancha de carpetas en el ordenador.

Si estás en capacidad, es preferible tener un ordenador exclusivamente para trabajo y uno para uso personas. Pero, de no poder, entonces para no tener distracciones, crea un perfil en el ordenador donde tendrás todo lo relacionado al trabajo, con el software y archivos del negocio y aparte crea otro perfil que sea para el tiempo de ocio. Altamente recomendable no descargar cosas de fuentes no fidedignas e intentar utilizar software con su licencia apropiada; ya que este es la herramienta de trabajo y si se daña, solo tú eres el perjudicado.

Finalmente, como todo trabajo y aunque eres tu propio jefe y dueño de tu propio tiempo, crea un horario. Yo en lo personal recomiendo, tomar un descanso de 10 a 15 minutos cada dos horas y al menos 30 a 60 minutos para almorzar si son ocho horas. En ocasiones es necesario hacer turnos largos, de 12 a 16 horas, si este es el caso, intenta siempre colocar tiempo de descansos cortos donde te obligues a estirar las piernas y tiempo de almuerzo. Y lo más importante es que cuando ya hayas terminado de trabajar, sal de ese espacio e intenta primero estirar las piernas y si está en a tu alcance, salir un rato de la casa.

Hago mucho énfasis en estirar las piernas porque los que trabajan desde la casa, suelen no hacerlo a diferencia de los que trabajan en una oficina que están obligados a trasladarse por ende caminar, los que trabajan en la casa no tienen que hacerlo y terminan horas extendidas sentados, lo cual puede afectar la salud a largo plazo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.