Si sabias … ¿Porque esperaste?

Ayer disfrute de Angry Birds 2, con mis hijos, y una frase en la película me resonó. “Si todos estaban advertidos de la inminente guerra porque no evacuaron” Aunque es un ejemplo extremo, muchas veces cometemos el error de esperar hasta que ya es muy tarde y es casi imposible resolver la situación. La lección siendo que hay que aprender a identificar las señales de que algo va por mal camino y se deben hacer correctivos antes de que llegue a una situación irremediable.

Esto aplica a varias situaciones de vida, elegiste una carrera universitaria que realmente no disfrutas o peor aún no comprendes; estás en un empleo sin vía de mejoría; estas viendo que la empresa no esta avanzando; tienes gastos mayores a tus ingresos; estas en una relación tóxica; solo una pequeña lista de tantas cosas que pueden ocurrir.

Siempre es importante meditar y hacer una reflexión sobre el día a día y si eso está afectando de manera positiva o negativa los planes a largo plazo. De manera tal, que se pueda identificar donde hay lugar para mejoría, donde es necesario hacer correctivos y cuando es momento de aceptar derrota. Si uno logra identificar situaciones con suficiente tiempo, al menos que sean situaciones que se escapen de las manos, suelen tener una solución positiva.

Lo más difícil de todo es aceptar derrota, y es importante entender que no es lo mismo a darse por vencido. Darse por vencido dejar algo a medias, sin una razón válida para no llevar a cabalidad el proyecto. Sin embargo, aceptar derrota es entender que se ha dado lo mejor de uno, y que resulta imposible seguir adelante un proyecto, con potenciales resultados desastrosos si uno no detiene el proyecto a tiempo para tener una salida ordenada.

Aceptar derrota, conlleva un golpe fuerte psicológico, el individuo siente que ha fallado, puede llevar a dime que diretes en la sociedad y peor aún es emotivo porque muchas veces afecta a seres queridos. Pero es importante, saber cuando es tiempo de decir “hasta aquí” o en las palabras del famoso Roberto Durán “¡No Más!”. Entendiendo que si se hace con tiempo y de manera organizada evita condiciones que pueden tener repercusiones serias a nivel personal, laboral y social. Lo más importante es poder caminar con la frente en alto.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.