Deuda Pública alcanza $24 mil 799 millones hasta abril

La deuda pública en ves de disminuir o al menos no crecer, sigue creciendo con la escusa de que proporcional al PIB Panameño ha disminuido. Eso significa que la deuda aumenta, y sigue creciendo y nuestra capacidad de darle servicio a la misma, se dificultará cada ves más por razón de que la recaudación fiscal tiene una tendencia a la baja. Lastimosamente se debe ver el fondo del porqué de la necesidad del incremento de la deuda o haber implementado medidas de austeridad.

La administración anterior aceleró y creo varias mega obras al estilo llave en mano. Se iniciaron a mediados del ciclo gubernamental para ser entregados con el nuevo gobierno. Hubo un gasto desmedido a base de créditos de estado a entidades privadas, adicional a los conocidos actos de corrupción con alcance global que todavía manchan la nacionalidad panameña.
La administración actual pudo haber implementado medidas de austeridad con el objetivo de lograr estabilizar el gasto público y obtener equilibrio fiscal. Sin embargo eso va contra la tradición paternalista estatal panameña irrelevante del gobernante de turno. Para poder mantener los subsidios y llenas las partidas discrecionales, no quedó opción que obtener deuda para poder mantener el status quo.

Vemos reflejado la mala imagen de los actos de malversación de fondos públicos y el descuido de la infraestructura con la disminución en la recaudación. Aunque, se mantengan los negocios locales, muchos han sufrido pérdidas por la constante amenaza de inundaciones, apagones por fallas en la red eléctrica la cual es administrada por un ente gubernamental, sumado a la falta de mano de obra calificada por razón de la no inversión en la educación, se empieza a observar la disminución y perdida de inversión local y extranjera, empezando el efecto dominó que obliga al estado a entrar en un sistema de deuda para cubrir gastos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.