Pensando sobre la cuarentena

Adicional a tener un extendido periodo de bloqueo mental, tuve la mala dicha de tener varios reveses relacionados a equipos informáticos necesarios para mi labor diaria y por consecuencia me limitaban poder satisfacer mi pasatiempo el cual es redactar para compartir en este amado blog. Es gracioso lo mucho que uno llega a comprender de los beneficios de un mundo interconectado cuando repentinamente tienes daños de cosas cruciales, pero fácilmente reemplazables para cumplir con las responsabilidades diarias del trabajo.

No negaré, he tenido que ingeniármelas inventando y reutilizando cosas ya consideradas obsoletas y ver como obligarlas a funcionar y que den lo que tengan que dar hasta poder renovar todo lo pertinente a mis herramientas de trabajo.

En una situación de cuarentena, donde la mayor parte del comercio ha sido suspendido, el cual fue un golpe fuerte al pecunio de mi pareja y donde yo recibí un golpe fuerte al ver una parte importante del ingreso familiar desaparecer en un plumazo por vía de un decreto de gobierno, es algo revelador para uno y me atrevo a decir que para muchos.

Mi caso personal, me causó una sensación de impotencia, y gran temor, si me siguen fallando mis herramientas como voy a solventar para la familia. Y la presión sobre uno pensando, soy el único ingreso que queda, si todo falla. ¿Cómo haremos?

Previo a esta pandemia, la vida era cómoda, cuando empezaba la falla, se reemplazaba y la herramienta dañada se reparaba o desechaba dependiendo el nivel de la falla. Siempre teniendo un respaldo y capacidad de reemplazo a corto plazo. Y todo eso cambió de un día al otro.

Y si bien es cierto, todo es cíclico, este ciclo va a demorar un poco más que de costumbre para poder recuperar una noción de normalidad o al menos asemejar como se solía participar de eventos aglomerados sin temor a contagiarse de una enfermedad que quizás no vaya a afectar a uno o vayas a ser asintomático e infectar a terceras personas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.